FLEXA compromiso

FLEXA compromiso

Madera maciza certificada

La madera es un material hermoso y natural, y ningún árbol debe ser cortado en vano. Por lo tanto la madera de FLEXA está certificada por PEFC™ (Ver certificado) y cumple con estrictas normas internacionales para la gestión sostenible de los bosques.

Hemos optimizado el uso de la madera en toda la producción y reciclamos las virutas de madera, la parte del tronco de los de árboles que queda unida a la raíz (tocones) e incluso el aserrín proveniente de los aserraderos y fábricas.

Nuestra madera se obtiene de las latitudes del norte, donde los árboles crecen lentamente debido al frío. El entorno de la latitud norte genera madera con una excelente estructura de la fibra y una gran masa que garantiza obtener madera de la más alta calidad la cual contiene pocos nudos. La madera es secada, cepillada y redondeada para convertirse en material de alta calidad.

 

Energía con CO2-neutro

Diseñamos muebles para niños y queremos que crezcan en un mundo verde. Es por eso que reciclamos toda la madera que queda de nuestro proceso de preparación.

Nosotros aprovechamos todo, incluso el serrín y lo enviamos a nuestra fábrica en Estonia, donde se comprime para hacer pastillas de madera. Estas pastillas de madera están libres de aditivos y laca, lo que las hace ambientalmente amigables y libre de emisiones de CO2. Estas pastillas tienen una larga combustión y son una real alternativa a otras formas menos ecológicas de energía.

 

Batalla de almohadas segura con OEKO-tex

Para jugar y dormir se debe estar en un ambiente absolutamente libre de productos químicos y otras sustancias nocivas. Por eso nuestro objetivo es que todos nuestros textiles lleven el certificado Oeko-Tex.

Nuestras almohadas reciben abrazos y besos, y las mantas se utilizan para construir fortalezas. Todos nuestros textiles y colchones llevan con orgullo este certificado y la garantía de que su hijo está seguro al interactuar con ellos.

 

Es seguro interacturar con la cama

En un minuto la cama es un lugar seguro para soñar , en el próximo es una nave espacial en su camino a la luna. La cama y su hijo serán compañeros intimos por muchos años. Es por eso que sólo utilizamos laca y barniz UV que son respetusosos con el medio ambiente y que están libres de disolventes y colorantes tóxicos.

La laca es muy resistente y resiste incluso el tratamiento más áspero. Esto hace que la cama sea robusta y muy resistente a los signos del desgaste, rotura y al uso de los niños.